Mejora tu lectura y transforma tu cerebro

Por José Ramón Fortuño Candelas

La lectura, además de sus obvias funciones de informarnos, ampliar nuestros conocimientos y entretenernos, tiene un efecto sobre nuestro cerebro del que no todo el mundo está consciente. La lectura va transformando constantemente nuestro cerebro, y eso tiene una importancia vital para cada uno de nosotros.

Cuando leemos, estamos pensando cosas nuevas, haciendo imágenes, encontrando conexiones, etc. Y lo que estamos haciendo en nuestro cerebro es generando nuevas sinapsis, nuevos puntos de contacto entre nuestras neuronas. 

Recordemos que, en nuestro cerebro, se estima que tenemos unas 86 mil millones de neuronas. Cada neurona se comunica, al menos, con otras mil neuronas y puede recibir, simultáneamente, hasta diez veces más conexiones de otras. Se estima, por tanto, que en el cerebro humano adulto hay por lo menos 1014 conexiones sinápticas (aproximadamente, entre 100 y 500 billones).

Ahora bien, esas cantidades no son estáticas. Tenemos más neuronas en la niñez y disminuyen y se estabilizan cuando somos adultos. Por otro lado, las sinapsis dependen, en gran parte, de la actividad que tenga nuestro cerebro. En otras palabras, un cerebro poco activo, sin nuevas experiencias, pensamientos, imágenes, etc. no va a ser igual que un cerebro activo.

La lectura es una de las actividades que más aporta a nuestro pensamiento, nuestra imaginación, razonamiento y memoria. Lo que quiere decir que promueve, como pocas otras actividades, la renovación y crecimiento de nuestras redes neuronales.

Todo eso, además de beneficiarnos durante toda la vida, tiene una especial importancia según nos vamos poniendo viejos. Y ello es así porque a través del aprendizaje continuo fortalecemos nuestra “reserva cognitiva”. Este es nuestro capital mental, que mientras mayor sea, más nos permite compensar los efectos en la eficiencia de nuestras capacidades cognitivas que puedan tener tanto el envejecimiento normal como las alteraciones cerebrales causadas por demencias como el Alzheimer.

Por todo esto es necesario y conveniente mejorar nuestra habilidad lectora, tanto en la juventud como en cualquier etapa de la vida. Una lectura fluida, con comprensión mejorada, hará que leer libros sea, para cada uno de nosotros, una actividad más placentera y deseable. Y, de esa manera, leeremos más y con mejor aprovechamiento.

Si la lectura te parece aburrida, lenta y con poca retención, considera tomar medidas para mejorarla y aumentar la cantidad de libros que lees. Es por el bien de tu cerebro y por tu salud, para toda la vida.

 

Comparte este artículo:

¿Qué capacidad humana no puede ser mejorada?

Por José Ramón Fortuño Candelas

¿Alguna vez te has hecho esa pregunta? En mi opinión la respuesta es no. Todas las capacidades y habilidades que tenemos pueden ser mejoradas con la práctica orientada por un método. 

Claro que también pueden empeorar, sobre todo por la falta de práctica, pero también por problemas de salud y deterioro físico o mental. 

Aunque todo lo que acabo de decir resulta bastante obvio, la realidad es que cuando vamos a ciertas capacidades o habilidades, las mismas son tratadas como si no tuvieran posibilidad de mejoría.

La lectura es una de ellas. En nuestros sistemas educativos la destreza lectora se suele considerar dominada en la escuela elemental o primaria, y, de ahí en adelante, solo se aumenta el nivel de dificultad de vocabulario, extensión de los textos, etc. Pero la forma en que se lee sigue siendo, esencialmente, la misma. 

Esto es algo que he observado en innumerables ocasiones. Le he dado el mismo test, que mide velocidad y comprensión, a un adolescente y a un adulto con doctorado y los resultados son casi idénticos. ¿Cómo se explica eso? Pues porque el adulto, aunque ha practicado la lectura mucho más, lo ha seguido haciendo exactamente de la misma manera, sin ninguna mejoría a través de los años.

Otro tanto ocurre con la memoria. A nadie le enseñan cómo usar mejor su memoria, cómo mejorarla. Es como si fuera una capacidad estática, que permanece idéntica a través de toda la vida o, peor aún, que sólo puede empeorar, pero no mejorar.

Tampoco he encontrado, usando las mismas pruebas de memorización, ninguna diferencia significativa entre personas de diferentes edades o preparación académica. Lo que quiere decir que el estudiante doctoral trata de memorizar datos extremadamente complejos usando las mismas formas que cuando estaba en los primeros grados escolares.

Y esas formas, como nadie le enseñó acerca de la memoria, son las mismas que usaron sus padres, y así sucesivamente… y que son igual de malas. 

La buena noticia es que sí hay formas de mejorar estas capacidades.

La lectura puede ser mejorada, puede conseguirse una mayor fluidez y velocidad y, a la vez, una mejor concentración, con lo que la comprensión mejorará. Con la técnica correcta y mucha práctica, se puede leer mucho mejor, más rápido y comprendiendo mejor.

La memoria también puede entrenarse. Existen técnicas comprobadas, basadas en cómo funciona nuestra memoria, que nos permiten hacer mucho más con ella. 

De eso se trata nuestro curso Lectura Veloz, Método de Estudio y Memoria. No aceptamos que nuestras capacidades sean estáticas y que estemos condenados, de por vida, a tener una lectura lenta y de baja comprensión y una memoria deficiente. Y hemos mejorado constantemente las técnicas dirigidas a llevar esas capacidades al máximo de nuestro potencial.

Si deseas conocer mejor, vé a nuestros cursos o comunícate a través de mensaje con nosotros. y si deseas leer mucho más rápido, con mejor comprensión y retención, toma el curso cuanto antes. 

Comparte este artículo:

14 Razones para tomar o regalar Lectura Veloz en el mes del Amor

14 Razones por las cuales el curso Lectura Veloz, Método de Estudio y Memoria es el mejor regalo que te puedes hacer a ti mismo y a un ser querido:

  1. La satisfacción de despertar capacidades que no creías que tenías tiene un valor indescriptible. Tanto el poder leer más rápido y comprender mejor, como desarrollar tu memoria al máximo te harán sentir que tu mente es mucho más poderosa… y es que, en realidad, ¡lo es!
  2. Eliminarás el obstáculo para el aprendizaje que representa una lectura deficiente, lenta y de baja comprensión. De la capacidad de aprender, desaprender y reaprender depende el futuro de cada cual en este mundo tan cambiante. La Lectura Veloz te da esa capacidad y quita el obstáculo para siempre.
  3. Establecerás un hábito de lectura independiente. Quien lee lento y no retiene bien no amará ni cultivará la lectura. Por el contrario, quien lee eficientemente, rápido y con buena comprensión, querrá leer mås y más. Esa es la experiencia que tenemos con la mayoría de nuestros estudiantes.
  4. Desarrollarás un Método de Estudio efectivo y organizado. Saldrás de la incertidumbre de qué hacer para estudiar mejor y sabrás qué hacer en cada paso.
  5. Te destacarás entre los demás por tus logros académicos y profesionales. Tu nueva capacidad de aprendizaje acelerado te dará la ventaja que necesitas en medio de la competencia.
  6. Descubrirás capacidades que pensaste que no tenías. Piensas que tu memoria es mala, pero en realidad, es que no está entrenada. ¡Entrénala y verás!
  7. Se acabará el temor a los exámenes con tiempo y las lecturas largas. Con ese temor, se irá el estrés que tanto te limita. Ganarás confianza en ti mismo.
  8. Comenzarás a disfrutar de estar al día en tus deberes como estudiante y como profesional. Ya la lectura, que ocupa una parte importantísima de esos deberes, no será una carga, sino una tarea realizable y agradable.
  9. Mejorarás tu concentración, tanto mientras lees como cuando estudias en general. Las técnicas del curso te ayudarán a mantener la concentración por periodos mayores, con la consecuencia de mayor comprensión y retención.
  10. Disfrutarás más de la vida. La lectura, cuando se cultiva, provee incontables satisfacciones, además de nuevos conocimientos. Leer es una actividad muy relajante. Puede ayudar a reducir el estrés pues, al sumergirnos en la lectura, olvidamos muchas preocupaciones y tensiones del diario vivir. El lector veloz, como se concentra más, logra esto en un nivel superior.
  11. Tomarás el curso a un precio especial y desde la comodidad de tu hogar. ¡Nada puede ser mejor!
  12. Tendrás el apoyo de un profesor dedicado y con la más amplia experiencia enseñando estas técnicas. Y estará contigo en las clases y, además, todos los días para aclarar dudas, ampliar explicaciones y asegurar que logres tus metas. 
  13. Comprobarás los resultados, pues en el curso se comienza por pruebas de velocidad de lectura y de comprensión y luego se hacen más pruebas. De esa manera, podrás comprobar tu progreso.
  14. Habrás hecho la mejor inversión. No hay mejor inversión que aquella que nos aumenta nuestras capacidades y nos permite llegar más lejos. La Lectura Velos, nuestro Método de Estudio y las técnicas de Memoria son exactamente eso: una inversión a la cual le vas a sacar provecho toda la vida.

Comenzamos un curso el próximo sábado 20 de febrero, el cual se estará reuniendo en plataforma digital durante dos meses. Mira todos los detalles en Curso Sabatino Grupal a Distancia en febrero y pronto estarás leyendo mucho más rápido, comprendiendo mejor y recordándolo todo.

 

Comparte este artículo: