¿Cuándo te hiciste un «upgrade» a ti mismo?

Por José Ramón Fortuño Candelas
NILVEM

Seguramente estás familiarizado con el término «upgrade», tanto que no habría que ponerlo entre comillas. Le has hecho múltiples upgrades a tu computadora, al móvil, a los programas y aplicaciones que hay en ellos, en fin, te la pasas mejorándolos y actualizándolos para obtener el mejor rendimiento y estar al día.
Esto es tan cierto que ya gran parte de los upgrades de aplicaciones y sistemas operativos se ejecutan automáticamente, sin tú tener que hacer nada.
Todo eso está muy bien, pero…
¿Cuándo fue la última vez que te hiciste un «upgrade» a ti mismo?
Me refiero, sobretodo, a tu capacidad de aprendizaje, que es fundamental para tu desarrollo personal y profesional. Porque hoy día, si no aprendes y reaprendes constantemente, en poco tiempo estás obsoleto, no importa el campo en que te desempeñes.
¿Desde cuándo no aprendes una nueva o mejor forma de recibir, procesar o asimilar la información? ¿Sigues haciendo todo básicamente como te enseñaron en la escuela, sobretodo en los primeros grados?
Tu lectura, ¿ha mejorado en fluidez y comprensión en los últimos años? O, quizás, ¿ha empeorado?
Tu memoria, ¿es mejor ahora que antes?

La forma en que aprendes, estudias y procesas información, ¿es más eficiente y efectiva?
Si las respuestas a estas preguntas no son las más satisfactorias para ti, te invito a que reflexiones si no es tiempo ya de que le hagas un «upgrade» a tu capacidad de aprendizaje.
La buena noticia que te tengo es que ese upgrade está disponible y lo puedes «instalar» inmediatamente.
Te invito a que consideres tomar el curso Lectura Veloz, Método de Estudio y Memoria. El mismo tiene como propósito capacitarte con las más efectivas técnicas de aprendizaje, por eso lo estoy comparando con un upgrade. Leerás mejor, mas rápido y con superior comprensión, contarás con un método efectivo y eficiente de estudio y conocerás cómo funciona tu memoria y cómo hacerla más poderosa.

Este periodo de gran dificultad puede que sea, a la vez, de gran oportunidad. La realidad nos empuja a hacer cambios y debemos tratar de salir de todo esto mejorando nuestras capacidades y nuestras posibilidades. Puedes considerar tomar el curso Lectura Velos, Método de Estudio y Memoria individual y a distancia. Mira todos los detalles aquí.
No hay upgrade mejor ni más necesario que el que puedas instalar en ti mismo, que actualice y eleve tus capacidades al máximo.

Comparte este artículo:

5 razones por las que leer rápido es bueno para tu cerebro

La Lectura Veloz no tiene que ver solamente con leer rápido. Queremos, también, comprender mejor y retener más lo que leemos. Pero hay otro aspecto que no siempre se resalta, y es que leer más rápido tiene muy buenas consecuencias en nuestro cerebro. Leer más

Comparte este artículo:

11 claves para aprender cualquier cosa

Por José R. Fortuño Candelas

¿Quieres aprender otro idioma? ¿Te gustaría aprender un deporte? ¿Estás interesado en aprender cómo codificar? A muchos de nosotros nos gustaría adquirir nuevas habilidades, pero pensamos que es «demasiado difícil» o que «toma demasiado tiempo».
Mediante el uso de técnicas de aprendizaje acelerado, puedes aprender rápidamente las habilidades que normalmente toman meses, años o décadas de estudio. A continuación, presentamos 11 tácticas que se pueden aplicar para aprender cualquier habilidad o tipo de información.
Rompe las metas difíciles en metas alcanzables más pequeñas
Si vemos una meta lejana y difícil, nos desanimamos. Si la vemos cercana y alcanzable, nos movemos hacia el frente. «Aprender a hablar alemán» es una meta que luce enorme e imposible. «Aprender las 100 palabras en alemán de uso más frecuente» es una meta alcanzable y medible.
La clave para la mejora de sus capacidades de aprendizaje es ser capaz de romper todas sus ambiciones –ya sea que estén relacionados con los negocios, la lengua, o la salud– en una serie de pequeños objetivos, medibles, y alcanzables.
Utiliza el principio de 80:20
¿Alguna vez has oído hablar del principio de Pareto? Es una regla simple que dice que el 80% de los resultados provienen del 20% del esfuerzo. Se utiliza sobre todo en los negocios (80% de las ventas, por ejemplo, proceden del 20% de los clientes) pero se puede aplicar a cualquier cosa.
En una lengua, el 20% de las palabras representan el 80% de la lengua escrita. En la música, el 20% de las progresiones de acordes representan el 80% de todas las canciones pop. El aprendizaje acelerado requiere que usted se centre en el vital 20% y evite perder tiempo en el menos vital 80% de la tarea.
Aplica el principio de Pareto a todo tu aprendizaje, desde el vocabulario de un idioma extranjero hasta la programación de computadoras, y aprenderás más rápido que nunca.

Leer más

Comparte este artículo: