¿Se puede leer más rápido y comprender mejor?

Seguramente te has hecho esta pregunta: ¿Se puede leer más rápido y comprender mejor? Aquí te la contestamos:

Aunque parezca contradictorio, el objetivo principal de la aceleración de la lectura no radica en la velocidad. No queremos leer más rápido y comprender menos. Lo que todos queremos es leer más rápido y comprender mejor. Pero la necesidad de leer más rápido tiene dos bases principales:

La lentitud en la lectura es causa de distracción y la pérdida de concentración reduce el nivel de comprensión. Casi invariablemente, el lector lento se distrae mucho, levanta la vista de lo que lee muchas veces y encuentra que, continuamente, no recuerda lo que acaba de leer, por lo que tiene que regresar atrás. El desfase entre la lenta velocidad a la que descifra el texto y su capacidad de pensar ­mucho más rápida­ hace que su mente se vaya una y otra vez a otros pensamientos.

La cantidad de textos que debemos leer es abrumadora. Hoy día, tanto para el que estudia en una escuela o universidad como para el que trata de mantenerse actualizado en su profesión, la cantidad de textos que tiene que leer es enorme. Para poder enfrentar este reto, es necesario contar con una forma de leer que nos asegure que cubriremos todo el material en el tiempo disponible.

¿Te identificas con esa imagen de lector que se distrae, pierde el hilo y tiene que volver a leer lo mismo otra vez? ¿Piensas que no puedes estar al día con tus estudios y actualización profesional por las muchas lecturas que tienes que hacer? La buena noticia es que hay una solución.

La destreza de la lectura puede ser mejorada con la técnica adecuada y la práctica dirigida. De eso se trata nuestro curso de Lectura Veloz.

Comparte este artículo: