¿Piensas que tienes una mala memoria?

¿Te gustaría tener una memoria poderosa?

Si tuvieras un Ferrari que puede correr a 200 millas por hora, pero solamente corre a 25, y todo el mundo te pasa por el lado en la autopista, ¿no lo llevarías corriendo al taller para arreglarlo?
Lo mismo pasa con tu memoria y tu poder de procesar información. Sabes que podrías hacer mucho más y mejor si tuvieras desarrollada al máximo tu capacidad. Puedes, por supuesto, escoger entre seguirte conformando o tomar la decisión -hoy- de hacer tu vida mucho mejor en este aspecto. Leer más

Comparte este artículo:

Descubre la magia

Aclaración: La Lectura Veloz no es cosa de magia. Es una técnica, una forma de leer superior, con la cual conseguimos leer más rápido y, a la vez, comprender mejor lo que leemos. Y dominarla tampoco es cosa de magia, requiere aprender la técnica y practicarla hasta dominarla.

Por eso nuestro curso tiene una duración de dos meses. A través de ese tiempo, irás conociendo qué es lo que tienes que hacer y lo irás practicando hasta dominarlo. Irás realizando pruebas de velocidad y comprensión para ver tu propio progreso.

Pero así hay algo de magia en todo esto. Y lo decimos así porque cada vez más estudiantes nos comparten cómo han creado un hábito de lectura regular, cómo han podido disfrutar de la lectura como nunca antes. Leer despacio y con baja comprensión no estimula a nadie a leer más. Leer rápido y comprendiendo mejor es la mejor manera de desarrollar el hábito y, gracias a ello, descubrir la magia de entretenimiento y aprendizaje que encierran los libros.

El curso Lectura Veloz, Método de Estudio y Memoria es una forma excelente para desarrollar esa capacidad. Tanto para los más jóvenes como para cualquier adulto, este curso enseña cómo procesar la información con rapidez y profundidad, y como asegurar que ese aprendizaje permanece a largo plazo.

Ofrecemos el curso en dos variantes que pueden adaptarse a cada persona. Más abajo ves los detalles del curso en grupo a distancia que ofreceremos a partir del 23 de enero y también del curso individual que ofrecemos con inicio continuo.

Este próximo sábado 23 de enero comenzamos un nuevo curso. Mira todos los detalles aquí, para que pronto puedas descubrir la magia.

Comparte este artículo:

Añade un Reto de Lectura a tus resoluciones de Año Nuevo

Por José Ramón Fortuño Candelas
NILVEM

Al comenzar el año, todos hacemos resoluciones… comenzar a hacer ejercicios, dietas y otros logros personales. Quiero sugerirte que añadas un Reto de Lectura

Un Reto de Lectura es ponerse unas metas personales –y a veces en grupos de amistades– para realizar lecturas durante el año. Pueden hacerse distintos tipos de reto. Uno podría ser leer un libro por semana, o uno por mes, lo cual sería un gran logro si no has estado leyendo mucho últimamente. Otro puedes ser leer esos libros que has ido acumulando y no has leído. Otro más podría ser dedicar el año a cierto tipo de tema o género literario.

Ponerse un Reto de Lectura puede acarrear grandes beneficios, como, por ejemplo:

  • Tomar el hábito de la lectura. Al imponerte unas metas claras, con tiempo para cumplirlas, irás creando en ti el hábito que, seguramente, has querido tener toda la vida. Esto es más importante ahora que nunca, porque a la ya ajetreada vida y la influencia anti-lectura de los dispositivos electrónicos y redes sociales, se le añade que estamos atravesando por una situación angustiosa a nivel mundial. La lectura puede convertirse en un refugio, en un espacio protegido para ti. 
  • Conocer nuevos autores y géneros. Para cumplir con el reto de lectura, vas a tener que aventurarte a leer cosas nuevas, a experimentar. En el camino, puede ser que encuentres libros que no te gusten ni motiven una vez los hayas empezados. La mejor recomendación es dejarlos a un lado. Y tomar otro porque, seguramente, vas a encontrar muchos con los que sí puedas “enchufarte”. 
  • Compartir con amistades viejas o nuevas en una forma sumamente positiva. Así, además de asumir el reto individualmente, lo haces con otras personas, y, a partir de las lecturas hechas, comparten opiniones y experiencias. Se trata de una forma excelente de cultivar la amistad, a la vez que cultivamos nuestra mente.

Anda, anímate. Incluye el Reto de Lectura en tus resoluciones para este año. Recuerda que para cumplir resoluciones es preciso regresar a ellas frecuentemente durante el año para no dejar que el día a día te haga olvidarlas.

Comparte este artículo: