En el Nuevo Año: ¡Entrena tu mente!

El Nuevo Año siempre es una buena oportunidad para evaluarnos y proponernos nuevas metas de desarrollo personal.

La broma acostumbrada con respecto a cómo abandonamos muy pronto las resoluciones de Año Nuevo no debe ser razón para no esforzarnos por tomar decisiones para el año.  Una buena regla para el éxito puede ser plantearnos resoluciones basadas en lo que realmente queremos, más que en lo que «todo el mundo quiere».

Todo el mundo quiere bajar de peso, hacer ejercicios, etc. Se lo proponen en el nuevo Año y, casi siempre, abandonan la resolución antes que acabe enero.  En parte, se debe a que la resolución estuvo más de acuerdo con lo que «todo el mundo quiere», que con una evaluación de qué es lo que cada uno de nosotros quiere. Leer más

Comparte este artículo:

12 Tips para mejorar la memoria

Por José R. Fortuño Candelas

¿Alguna vez, mientras estudiabas en la escuela elemental, intermedia o superior o en la universidad, te enseñaron cómo funciona tu memoria?  Cada vez que te pedían que memorizaras cantidades de datos, ¿te decían cómo debías hacerlo?  ¿Verdad que no?

Uno de los más graves “pecados de omisión” de nuestro sistema educativo es que no nos enseña casi nada acerca de nuestra memoria.  No nos enseñan cómo funciona ni, mucho menos, cómo usarla efectivamente.

Con el tiempo, aceptamos como un hecho del destino que no podemos controlarla y, como si fuera inevitable, que la iremos perdiendo paulatinamente con los años.

La experiencia de más de tres décadas de entrenamientos de la memoria de NILVEM nos dice que estas ideas son falsas, que la memoria puede ser mejorada dramáticamente.  Aunque sería una mejor solución el que se enseñaran estas técnicas a través de todo el proceso educativo, de elemental a universitario, con el curso de Memoria de NILVEM podemos enseñar a niños y adultos a usar su memoria con eficiencia. Leer más

Comparte este artículo:

¿Piensas que tienes una mala memoria?

¿Te gustaría tener una memoria poderosa?

Si tuvieras un Ferrari que puede correr a 200 millas por hora, pero solamente corre a 25, y todo el mundo te pasa por el lado en la autopista, ¿no lo llevarías corriendo al taller para arreglarlo?
Lo mismo pasa con tu memoria y tu poder de procesar información. Sabes que podrías hacer mucho más y mejor si tuvieras desarrollada al máximo tu capacidad. Puedes, por supuesto, escoger entre seguirte conformando o tomar la decisión -hoy- de hacer tu vida mucho mejor en este aspecto. Leer más

Comparte este artículo: