¿Qué necesitas hacer -ahora- para asegurar el éxito de tu hijo como estudiante?

Estamos próximos a comenzar nuestro Curso Intensivo de Verano y quisiera compartir contigo algunas ideas acerca del tema propuesto en el título de este mensaje: ¿qué necesitas hacer – ahora – para asegurar el éxito de tu hijo como estudiante? Lo que sigue aplica tanto si la preocupación te surge en relación con tus hijos. como si eres tú un estudiante o un profesional sujeto a las fuertes exigencias de la actualización constante.

Vamos a replantear la pregunta de varias maneras, para tener una mejor comprensión de su alcance y, por tanto, poder resolver el problema mejor.

¿Necesita más tiempo para completar las lecturas y demás actividades del estudio? Pues fíjate, la queja de “no me da el tiempo” es la más común y, sin embargo, es mucho lo que se puede hacer para quitar del medio este problema. Imagina que pueda leer todo el material requerido en una tercera parte del tiempo, pero con mejor comprensión. Porque eso es exactamente lo menos que esperamos de cada uno de los que pasan por nuestro curso intensivo de verano, que triplique su velocidad de lectura a la vez que mejora en comprensión y retención de lo leído.

¿Necesita tener una clara estrategia de manejo del cúmulo de información y datos que se le presenta? ¿Necesita dejar de estudiar “dando palos a ciegas”? Esa es la clave de nuestro Método de Estudio NILVEM, una forma sistemática de manejar la información para poderla resumir y organizar en forma que asegure una óptima comprensión de todos los temas.

¿Necesita vencer el temor de que se le olvide todo lo estudiado? Pues para ganar esa confianza en su capacidad de memoria, es preciso hacerse de técnicas comprobadas que permiten retener todo lo estudiado sin “botella”, sin repetir infinitamente y sin invertir todo su valioso tiempo en ello.

Hemos preparado este curso a través de más de 40 años de experiencia, y lo hemos mejorado cada vez por lo que miles de estudiantes dan fe de que este curso les brinda las herramientas necesarias para tener éxito y dejar de quejarse. Toma en cuenta que:

  • Ofrecemos el primer curso bilingüe de Lectura Veloz en el mundo. Aunque siempre la técnica de la Lectura Veloz ha sido aplicable en cualquier idioma que el estudiante domine, ahora tenemos los ejercicios y las evaluaciones tanto en español como en inglés. De esta manera, aseguramos un óptimo aprovechamiento y aplicación de la técnica en todas las lecturas que el estudiante tiene que hacer.
  • Este curso es un taller intensivo, repleto de ejercicios prácticos donde se van desarrollando las destrezas más importantes para acelerar el aprendizaje, seguidos de evaluaciones continuas para que tanto el estudiante como el instructor puedan observar el progreso.
  • Una vez terminado el curso, el estudiante (adolescentes y adultos) tiene acceso a nuestra plataforma online, donde puede repetir el curso completo y seguir practicando con más ejercicios y pruebas.
  • El curso lo ofrecemos en versiones adaptadas para niños de 4to. a 6to. grado, así como para adolescentes y adultos.
  • El curso lo ofrecemos cuatro veces durante el verano, más un grupo sabatino. Comenzamos el 28 de mayo y cada dos semanas, hasta el mes de julio, comenzamos otros cursos para que puedas escoger la fecha que más te convenga.

El itinerario completo de los cursos de verano lo encuentras aquí.

La inversión que harás en este curso se recuperará inmediatamente y te seguirá dando ganancias toda la vida. La palabra más importante de la pregunta inicial es: ahora.

Los grupos son pequeños, por lo que debes separar cuanto antes. Todos los detalles están en nuestra página, pero también puedes llamarnos al 787 347-4415 ahora mismo.

Comparte este artículo:

¿Eres un lector ineficiente o eficiente?

¿Eres un lector ineficiente? ¿Te preocupa la forma en que lees, porque piensas que te consume mucho tiempo y luego no recuerdas bien todo? Lee lo que sigue, pues podrás conocer la diferencia entre un lector ineficiente y un lector eficiente. Te conocerás un poco mejor a ti mismo, pero, sobre todo, podrás ver que es posible dejar de ser uno y convertirte en el otro.

En primer lugar, establezcamos lo que queremos decir por Lectura. Siempre que hablo de Lectura, me refiero al proceso de captar, con la vista, los símbolos del lenguaje escrito e interpretarlos, con el cerebro.

Es decir, lectura sin comprensión, aunque sea parcial, no es lectura.

La distinción es importante, pues algunas personas creen que la aceleración de la lectura se consigue saltando sobre el texto sin captarlo todo, mirando las páginas sin comprender, etc. y, por supuesto, creen que eso es inútil. Lamentablemente, algunas personas inescrupulosas venden sistemas basados en estas dudosas técnicas. Quede claro, para empezar, que no es de eso de lo que hablo aquí, sino de técnicas de aceleración de la lectura y de mejoramiento de la comprensión, a la misma vez.

En segundo lugar, y entendiendo la Lectura como el proceso de captar e interpretar, podemos establecer que existen lectores eficientes y lectores ineficientes.

Un lector eficiente es uno que lee a una velocidad satisfactoria
y comprende y retiene todo, o casi todo, lo que está leyendo.

Si eres uno de esos, muy bien, pero… veamos qué es un lecor ineficiente.

Un lector ineficiente es un lector que lee lentamente,
al que le toma mucho tiempo leer cualquier texto y que,
al finalizar, no siente que ha comprendido todo
o que podrá recordarlo después.

Es muy probable que te identifiques con esta descripción, pues la inmensa mayoría de los lectores están en el grupo de los lectores ineficientes. Sigue leyendo, pues verás que es un problema que, aunque tiene enormes consecuencias negativas para tu desarrollo personal y desempeño académico y profesional, tiene también solución. Leer más

Comparte este artículo:

Lectura Veloz: una inversión con inmensos beneficios


Al pensar en la Lectura Veloz, muchas personas reconocen que les sería de gran ayuda. Saben que leer más rápido les permitirá completar las lecturas de sus estudios, su trabajo, sus necesidades de actualización profesional y su enriquecimiento cultural en mucho menos tiempo.

Pero, ¿has pensado que un entrenamiento en aceleración de la lectura puede redundar en enormes beneficios económicos para tu persona o tu empresa? Acompáñanos en los siguientes párrafos y verás cómo la Lectura Veloz es una inversión que se recupera casi inmediatamente y que, sobre todo, rinde ganancias enormes.

La lectura es y seguirá siendo la vía principal de obtención de información y desarrollo de investigación y estudio. Ya sea que estudiamos formalmente –escuela o universidad–, o que leemos porque nuestro trabajo lo exige, o sea que necesitamos actualizar nuestros conocimientos, como es mandatorio en cualquier profesión hoy día, todos dedicamos una gran cantidad de horas a la lectura.

Te invito a que hagas el ejercicio de calcular la cantidad de horas que necesitas leer cada semana. Estima y suma lo siguiente:

– Lectura de documentos, informes y formularios en el trabajo,

– Lectura de cartas y mensajes electrónicos,

– Búsquedas y navegación en Internet
(sí, lo que estás haciendo casi todo
el tiempo que estás en Internet es eso, leyendo),

– Investigaciones y búsquedas de referencias,

– Lectura de revistas profesionales,

– Lectura para cursos o seminarios de educación continua,

Al hacer este cálculo, es importante que incluyas las lecturas que haces en casa, aunque sean relevantes para tu trabajo, pues es tiempo que añades (o regalas) a tu trabajo y que quitas de tu tiempo libre y familiar y, por tanto, tiene un valor en dinero. Además, incluye el tiempo de las lecturas que no haces porque “no te da el tiempo” pero que sería muy importante que hicieras.

No es extraño que un profesional encuentre que la cantidad de horas de lectura se aproxime a unas 10 a la semana, lo que equivale a una cuarta parte de una jornada regular de 40 horas de trabajo semanal. Puede ser más o menos de eso, pero tu propio cálculo te dará una buena idea.

Además de estimar la cantidad de horas de lectura, debes conocer el valor de tu hora de trabajo. Si cobras por hora no te será difícil, pero si no cobras por hora, estímalo tomando en cuenta que cada $10.00 de ingreso por hora equivale a unos $20,000 en ingresos anuales, algo más de $1,700 mensuales y a $400 semanales.

Ahora multiplica la cantidad de horas de lectura semanales por el valor de tu hora de trabajo y tendrás una idea de lo que vale, en dólares, el tiempo de lectura. Multiplica esto por 52 y tendrás una idea de lo que vale tu tiempo de lectura en un año.

Para conocer el valor de la inversión en un entrenamiento en Lectura Veloz, utilizaremos el mínimo de expectativa de progreso que NILVEM estima para cada estudiante, que es la triplicación de la velocidad de la lectura. Sí, lo mínimo que nosotros esperamos y que le aseguramos a cada estudiante matriculado en nuestro curso es que va a leer tres veces más rápido, comprendiendo mejor. Es decir, que va a reducir a una tercera parte su tiempo de lectura.

Muchos estudiantes tienen un progreso muy superior, pero vamos a usar el mínimo para efectos del cálculo propuesto.

Una persona que tiene un ingreso de $25,000 al año, –lo que equivale a unos $12.00 por hora–, y que necesita unas 10 horas de lectura semanales, invierte unos $120 semanales en lectura y tanto como $6,240 al año.

Si reduce ese tiempo a una tercera parte, se estará ahorrando $80 semanales, y $4,160 al año.

El costo del curso de Lectura Veloz es $700.00. La persona del ejemplo habrá pagado el costo del curso con lo que se ahorra en 9 semanas y la inversión en el curso le rendirá un beneficio de casi 600% en el primer año. Año tras año seguirá beneficiándose de la inversión inicial.

Para conocer el verdadero valor de tu inversión en la Lectura Veloz, puedes ir a la página:

  Conoce el valor de tu inversión

donde podrás calcular de acuerdo a tus propios datos.

Si eres un patrono o gerente en una empresa, estima, además del valor de tu propio tiempo de trabajo, el de tus empleados. Verás que el tiempo ahorrado significa una gran cantidad de dinero para la empresa, además de la seguridad de que el empleado va a cumplir con todas sus tareas, cosa que, por supuesto, dudamos en el caso de los “lectores lentos”.

En una empresa con seis empleados como el del ejemplo anterior, el brindarles el entrenamiento en Lectura Veloz podría representar que ellos dispondrán de 40 horas más a la semana para otras tareas productivas, lo que equivale a ¡un empleado más!

Te invito a que hagas estos cálculos, puedes usar nuestra página para ello:

  Conoce el valor de tu inversión

o llámanos al 787 347-4415, que con gusto te ofreceremos más detalles de este extraordinario curso y los muchos beneficios que te puede reportar.

Comparte este artículo: