Navegar / buscar

Comienza el curso hoy mismo

Curso de Lectura Veloz, Método de Estudio y Memoria
¡Comienza hoy mismo!
Curso individual a distancia y cursos grupales presenciales pronto en Arecibo y Ponce.
¡Entrena tu mente para triunfar!

  • Información

    A través de nuestros cursos, podrás dominar las más avanzadas técnicas del Aprendizaje Acelerado. Conoce cómo la Lectura Veloz, nuestro Método de Estudio y las técnicas de Memoria pueden elevar al máximo tu capacidad. Leer más

  • Testimonios

    Conoce lo que tienen que decir muchos de nuestros estudiantes acerca de cómo nuestros cursos le han ayudado a conseguir sus metas. Leer más

  • Preguntas

    Tenemos la contestación a las preguntas más frecuentes acerca de nosotros y nuestros cursos. Por supuesto, si tienes una pregunta adicional, utiliza la forma de contacto. Leer más

¿Eres un lector ineficiente o eficiente?

¿Eres un lector ineficiente? ¿Te preocupa la forma en que lees, porque piensas que te consume mucho tiempo y luego no recuerdas bien todo? Lee lo que sigue, pues podrás conocer la diferencia entre un lector ineficiente y un lector eficiente. Te conocerás un poco mejor a ti mismo, pero, sobre todo, podrás ver que es posible dejar de ser uno y convertirte en el otro.

En primer lugar, establezcamos lo que queremos decir por Lectura. Siempre que hablo de Lectura, me refiero al proceso de captar, con la vista, los símbolos del lenguaje escrito e interpretarlos, con el cerebro.

Es decir, lectura sin comprensión, aunque sea parcial, no es lectura.

La distinción es importante, pues algunas personas creen que la aceleración de la lectura se consigue saltando sobre el texto sin captarlo todo, mirando las páginas sin comprender, etc. y, por supuesto, creen que eso es inútil. Lamentablemente, algunas personas inescrupulosas venden sistemas basados en estas dudosas técnicas. Quede claro, para empezar, que no es de eso de lo que hablo aquí, sino de técnicas de aceleración de la lectura y de mejoramiento de la comprensión, a la misma vez.

En segundo lugar, y entendiendo la Lectura como el proceso de captar e interpretar, podemos establecer que existen lectores eficientes y lectores ineficientes.

Un lector eficiente es uno que lee a una velocidad satisfactoria
y comprende y retiene todo, o casi todo, lo que está leyendo.

Si eres uno de esos, muy bien, pero… veamos qué es un lecor ineficiente.

Un lector ineficiente es un lector que lee lentamente,
al que le toma mucho tiempo leer cualquier texto y que,
al finalizar, no siente que ha comprendido todo
o que podrá recordarlo después.

Es muy probable que te identifiques con esta descripción, pues la inmensa mayoría de los lectores están en el grupo de los lectores ineficientes. Sigue leyendo, pues verás que es un problema que, aunque tiene enormes consecuencias negativas para tu desarrollo personal y desempeño académico y profesional, tiene también solución. Leer más

Comparte este artículo:

5 Condiciones que afectan la lectura y cómo mejorarlas

Por José R. Fortuño Candelas

Esta semana quiero hablarte de 5 condiciones que afectan la lectura, tanto en nuestra velocidad como en nuestra comprensión, y cómo mejorarlas. Durante los adiestramientos que ofrezco en Lectura Veloz, muchas veces he podido identificar problemas que tienen las personas con su lectura. Algunos de estos problemas pueden corregirse y la lectura mejorará significativamente. Leer más

Comparte este artículo:

La receta del éxito, según Bill Gates

Bill Gates, reconocido como el hombre más rico del mundo, ha publicado un breve artículo en BBC News, donde resume lo que, a su entender, es la receta el éxito en nuestros tiempos.

Estas palabras tienen especial significado si tomamos en cuenta que el Sr. Gates, además de su riqueza, ha liderado la revolución tecnológica mundial durante los últimos 30 años.

Veamos cuáles son los puntos claves de esta receta para el éxito:

• La habilidad para utilizar herramientas informáticas de manera efectiva.

Afirma Gates que la revolución tecnológica “ha convertido a casi todas las personas en trabajadoras de la informática”. Desde la cajera del supermercado que registra productos con un escáner, hasta un ejecutivo que utiliza un programa para analizar el mercado, según Gates, “una base sólida de conocimientos de software de producción y otras herramientas de IT se ha transformado en el cimiento del éxito en casi todas las carreras”.

• Un buen respaldo en matemáticas y ciencia.

Todos las innovaciones interesantes de los últimos años provienen de la vanguardia en las ciencias y la ingeniería.

• La capacidad de comunicarse bien y poder trabajar con distintos tipos de gente.

Muchos piensan que el desarrollo del software es una actividad de solitarios. Gates afirma, por el contrario, que tiene mucho más que ver con la colaboración y el compartir de ideas entre muchas personas, incluyendo el escuchar y comprender las necesidades de los clientes.

• La pasión por seguir estudiando siempre.

Gates recuerda que, en su juventud, adquirió el hábito de leer muchos libros. Recomienda leer mucho sobre un espectro amplio de temas, lo que en estos tiempos ha de implicar usar la Interner y buscar información.

Concluye Gates afirmando que “tener ese tipo de curiosidad o inquietud por lo que pasa en el mundo hace que cualquiera tenga éxito, más allá del campo que le interese”.

Por supuesto que para obtener el éxito en la vida –cualquiera que sea nuestra idea de éxito– hacen falta muchas más cosas. Pero resulta interesante que el señor Gates destaque éstas cuatro capacidades. Si observamos, todas tienen que ver con el aprendizaje.

Resulta conveniente, pues, que evaluemos si contamos con las mismas y si estamos ofreciéndoselas a nuestros hijos.

El artículo completo de Gates lo puedes encontrar en:

Bill Gates: la receta del éxito

Comparte este artículo:

11 claves para aprender cualquier cosa

Por José R. Fortuño Candelas

¿Quieres aprender otro idioma? ¿Te gustaría aprender un deporte? ¿Estás interesado en aprender cómo codificar? A muchos de nosotros nos gustaría adquirir nuevas habilidades, pero pensamos que es “demasiado difícil” o que “toma demasiado tiempo”.

Mediante el uso de técnicas de aprendizaje acelerado, puedes aprender rápidamente las habilidades que normalmente toman meses, años o décadas de estudio. A continuación, presentamos 11 tácticas que se pueden aplicar para aprender cualquier habilidad o tipo de información.
Rompe las metas difíciles en metas alcanzables más pequeñas
Si vemos una meta lejana y difícil, nos desanimamos. Si la vemos cercana y alcanzable, nos movemos hacia el frente. “Aprender a hablar alemán” es una meta que luce enorme e imposible. “Aprender las 100 palabras en alemán de uso más frecuente” es una meta alcanzable y medible.
La clave para la mejora de sus capacidades de aprendizaje es ser capaz de romper todas sus ambiciones –ya sea que estén relacionados con los negocios, la lengua, o la salud– en una serie de pequeños objetivos, medibles, y alcanzables.
Utiliza el principio de 80:20
¿Alguna vez has oído hablar del principio de Pareto? Es una regla simple que dice que el 80% de los resultados provienen del 20% del esfuerzo. Se utiliza sobre todo en los negocios (80% de las ventas, por ejemplo, proceden del 20% de los clientes) pero se puede aplicar a cualquier cosa.
En una lengua, el 20% de las palabras representan el 80% de la lengua escrita. En la música, el 20% de las progresiones de acordes representan el 80% de todas las canciones pop. El aprendizaje acelerado requiere que usted se centre en el vital 20% y evite perder tiempo en el menos vital 80% de la tarea.
Aplica el principio de Pareto a todo tu aprendizaje, desde el vocabulario de un idioma extranjero hasta la programación de computadoras, y aprenderás más rápido que nunca.

Leer más

Comparte este artículo:

Lectura Veloz: una inversión con inmensos beneficios


Al pensar en la Lectura Veloz, muchas personas reconocen que les sería de gran ayuda. Saben que leer más rápido les permitirá completar las lecturas de sus estudios, su trabajo, sus necesidades de actualización profesional y su enriquecimiento cultural en mucho menos tiempo.

Pero, ¿has pensado que un entrenamiento en aceleración de la lectura puede redundar en enormes beneficios económicos para tu persona o tu empresa? Acompáñanos en los siguientes párrafos y verás cómo la Lectura Veloz es una inversión que se recupera casi inmediatamente y que, sobre todo, rinde ganancias enormes.

La lectura es y seguirá siendo la vía principal de obtención de información y desarrollo de investigación y estudio. Ya sea que estudiamos formalmente –escuela o universidad–, o que leemos porque nuestro trabajo lo exige, o sea que necesitamos actualizar nuestros conocimientos, como es mandatorio en cualquier profesión hoy día, todos dedicamos una gran cantidad de horas a la lectura.

Te invito a que hagas el ejercicio de calcular la cantidad de horas que necesitas leer cada semana. Estima y suma lo siguiente:

– Lectura de documentos, informes y formularios en el trabajo,

– Lectura de cartas y mensajes electrónicos,

– Búsquedas y navegación en Internet
(sí, lo que estás haciendo casi todo
el tiempo que estás en Internet es eso, leyendo),

– Investigaciones y búsquedas de referencias,

– Lectura de revistas profesionales,

– Lectura para cursos o seminarios de educación continua,

Al hacer este cálculo, es importante que incluyas las lecturas que haces en casa, aunque sean relevantes para tu trabajo, pues es tiempo que añades (o regalas) a tu trabajo y que quitas de tu tiempo libre y familiar y, por tanto, tiene un valor en dinero. Además, incluye el tiempo de las lecturas que no haces porque “no te da el tiempo” pero que sería muy importante que hicieras.

No es extraño que un profesional encuentre que la cantidad de horas de lectura se aproxime a unas 10 a la semana, lo que equivale a una cuarta parte de una jornada regular de 40 horas de trabajo semanal. Puede ser más o menos de eso, pero tu propio cálculo te dará una buena idea.

Además de estimar la cantidad de horas de lectura, debes conocer el valor de tu hora de trabajo. Si cobras por hora no te será difícil, pero si no cobras por hora, estímalo tomando en cuenta que cada $10.00 de ingreso por hora equivale a unos $20,000 en ingresos anuales, algo más de $1,700 mensuales y a $400 semanales.

Ahora multiplica la cantidad de horas de lectura semanales por el valor de tu hora de trabajo y tendrás una idea de lo que vale, en dólares, el tiempo de lectura. Multiplica esto por 52 y tendrás una idea de lo que vale tu tiempo de lectura en un año.

Para conocer el valor de la inversión en un entrenamiento en Lectura Veloz, utilizaremos el mínimo de expectativa de progreso que NILVEM estima para cada estudiante, que es la triplicación de la velocidad de la lectura. Sí, lo mínimo que nosotros esperamos y que le aseguramos a cada estudiante matriculado en nuestro curso es que va a leer tres veces más rápido, comprendiendo mejor. Es decir, que va a reducir a una tercera parte su tiempo de lectura.

Muchos estudiantes tienen un progreso muy superior, pero vamos a usar el mínimo para efectos del cálculo propuesto.

Una persona que tiene un ingreso de $25,000 al año, –lo que equivale a unos $12.00 por hora–, y que necesita unas 10 horas de lectura semanales, invierte unos $120 semanales en lectura y tanto como $6,240 al año.

Si reduce ese tiempo a una tercera parte, se estará ahorrando $80 semanales, y $4,160 al año.

El costo del curso de Lectura Veloz es $700.00. La persona del ejemplo habrá pagado el costo del curso con lo que se ahorra en 9 semanas y la inversión en el curso le rendirá un beneficio de casi 600% en el primer año. Año tras año seguirá beneficiándose de la inversión inicial.

Para conocer el verdadero valor de tu inversión en la Lectura Veloz, puedes ir a la página:

  Conoce el valor de tu inversión

donde podrás calcular de acuerdo a tus propios datos.

Si eres un patrono o gerente en una empresa, estima, además del valor de tu propio tiempo de trabajo, el de tus empleados. Verás que el tiempo ahorrado significa una gran cantidad de dinero para la empresa, además de la seguridad de que el empleado va a cumplir con todas sus tareas, cosa que, por supuesto, dudamos en el caso de los “lectores lentos”.

En una empresa con seis empleados como el del ejemplo anterior, el brindarles el entrenamiento en Lectura Veloz podría representar que ellos dispondrán de 40 horas más a la semana para otras tareas productivas, lo que equivale a ¡un empleado más!

Te invito a que hagas estos cálculos, puedes usar nuestra página para ello:

  Conoce el valor de tu inversión

o llámanos al 787 347-4415, que con gusto te ofreceremos más detalles de este extraordinario curso y los muchos beneficios que te puede reportar.

Comparte este artículo: