Navegar / buscar

La curva del olvido y cómo tú puedes vencerla

¿Has escuchado hablar de la “curva del olvido”? Posiblemente no, pero sí es seguro que has experimentado la misma en tu vida, muchas veces.

La curva del olvido es el resultado de los estudios realizados sobre la memoria por el psicólogo alemán Hermann Ebbinhaus hace muchos años. Él descubrió que la memoria y el olvido funcionan de manera diferente al concepto que tiene la mayoría de la gente. Lo que él resumió en la gráfica de la curva del olvido tiene repercusiones importantísimas para todos nosotros, porque nos permite entender cómo olvidamos y, sobretodo, cómo contrarrestar el olvido de aquello que necesitamos recordar.

Esta es la curva del olvido:

La curva indica que de todo lo aprendido o memorizado en un momento dado (día 0), la mayor parte se va a olvidar en menos de 24 horas. De hecho, el olvido mayor ocurre en las primeras ocho horas. Ya después del tercer día, sólo se retendrá cerca de la cuarta parte y, con el tiempo, solo se recordará la quinta parte.

Estos hallazgos han sido comprobados una y otra vez por otros estudios. Y seguramente, por ti, que me lees, cuando has sentido la frustración de olvidar lo que habías estudiado y creías que te lo sabías perfectamente y no se te podría olvidar.

Lo bueno es que con el conocimiento de cómo se produce el olvido, podemos contrarrestarlo. La clave está en el repaso, y, sobretodo, en los repasos espaciados. Con ellos, el material estudiado puede aprenderse permanentemente y evitarse el olvido.

Un plan de repasos espaciados efectivo es parte de un Método de Estudio sistemático y un método así es esencial para potenciar al máximo nuestro aprendizaje.

Comparte este artículo: