Navegar / buscar

¿Cómo comprimir una hora en 20 minutos?

Para la persona que quiere ser realmente productiva y progresar en su vida hay un recurso que siempre le falta: EL TIEMPO.

No importa cuán bien se organice ni cuán fuerte trabaje, siempre le faltará tiempo.  Tiempo para hacer más, para aprender más, para producir más.  Es muy probable que tú te hayas sentido muchas veces así: deseando que hubiera más horas en el día, o que las horas duraran más para hacer todo lo que quieres hacer.

¿Y si te presentaran una manera de hacer que tus horas rindieran más?  Una manera de poder hacer con tu tiempo al menos tres veces más de lo que hacer ahora, ¿cuánto valdría para ti?

Seguramente, gran parte de tu tiempo de estudio y trabajo consiste en leer, sean libros, informes, mensajes electrónicos, páginas web o documentos de todo tipo.  El estudiante promedio obtiene sobre el 80% de su aprendizaje a través de la lectura.  El ejecutivo promedio dedica por lo menos 15 o 20 horas semanales a la lectura como parte de sus funciones o de su propia actualización.

La buena noticia es que tienes a tu alcance una manera de hacer que tu tiempo rinda mucho más.  Tanto más que podemos decir que es como si comprimieras cada hora y la convirtieras en 20 minutos.  O visto de otra manera, como si pudieras hacer en 20 minutos lo que ahora haces en una hora completa.

Esto lo tienes a tu alcance con la Lectura Veloz.

La meta mínima que nos proponemos con cada estudiante que toma nuestro curso es que termine leyendo y comprendiendo tres veces más rápido que cuando comienza.  Muchos logran mejorías muy superiores, pero fíjate lo que pasaría si consigues esa meta mínima. Todos los ejemplos que verás están basados en la “velocidad de lectura comprensiva”, donde ajustamos la velocidad de lectura según el porcentaje de comprensión.  Después de todo, no nos interesa que leas más rápido, sino que comprendas mejor en menos tiempo.

Los siguientes son ejemplos típicos, tomados de los récords de nuestros cursos recientes:

 PCM
Inicial
PCM
Final
Aumento
Alberto M.1143563.1
Evelyn R.984935
Juan Carlos C.632573.8

Alberto M. puede leer hoy lo que antes le tomaba una hora, en menos de 20 minutos.  Mira lo que pasó con Evelyn R., ahora puede leer en unos 12 minutos lo que antes le tomaba una hora. El último  caso, el de Juan Carlos C., que llegó con un nivel de lectura comprensiva sumamente deficiente, es particularmente interesante, pues pudo pasar de ser una persona que nunca leía, por lo lento que lo hacía, a una persona que hoy día ha hecho de la lectura un hábito.

Los tres casos que estamos citando son típicos; hay casos muchos más extremos de cambio entre el inicio y el final.  Pero no es nuestra costumbre tratar de impresionar con estos casos sino mostrar resultados que razonablemente cualquier estudiante puede lograr.

En cada uno de los casos, el tiempo de lectura fue reducido sin perder, sino ganando en comprensión.  El método de la Lectura Veloz permite lograr ambas metas a la vez.  Además, en el curso se trabaja con un Método de Estudio sumamente eficiente, para asegurar una estrategia de analizar, resumir y organizar la información y se aprende cómo funciona nuestra Memoria y cómo, a través de varias técnicas, hacer el mejor uso de la misma.

¿No crees que es tiempo ya de que aprendas cómo hacer que tu tiempo rinda más?  ¿No te gustaría ya estar en condiciones de hacer en 20 minutos o menos lo que ahora te toma una hora?

Aprovecha que estamos comenzando cursos en diversos horarios y formatos, uno de los cuales debe adaptarse a ti.

Comparte este artículo: