Navegar / buscar

En el Nuevo Año: ¡Entrena tu mente!

El Nuevo Año siempre es una buena oportunidad para evaluarnos y proponernos nuevas metas de desarrollo personal.

La broma acostumbrada con respecto a cómo abandonamos muy pronto las resoluciones de Año Nuevo no debe ser razón para no esforzarnos por tomar decisiones para el año.  Una buena regla para el éxito puede ser plantearnos resoluciones basadas en lo que realmente queremos, más que en lo que “todo el mundo quiere”.

Todo el mundo quiere bajar de peso, hacer ejercicios, etc. Se lo proponen en el nuevo Año y, casi siempre, abandonan la resolución antes que acabe enero.  En parte, se debe a que la resolución estuvo más de acuerdo con lo que “todo el mundo quiere”, que con una evaluación de qué es lo que cada uno de nosotros quiere. Leer más

Comparte este artículo:

Regala la clave del éxito esta Navidad

Curso Intensivo

El mejor regalo que puedes hacer a un estudiante (o hacerte a ti mismo) esta Navidad es aquel que le asegure el éxito tanto ante los retos académicos como en la vida profesional. Y si, además, le abre la puerta al mundo de la lectura independiente, habrás hecho un regalo que transforma una vida hacia lo mejor.

El Curso Intensivo de Navidad de Lectura Veloz, Método de Estudio y Memoria incluye las más valiosas herramientas de aprendizaje: Leer más

Comparte este artículo:

Maestro o estudiante: ¿quién es el protagonista?

¿Tienes, como estudiante, o tienen tus hijos, la actitud correcta, mirando hacia el futuro, sobre el propio aprendizaje? ¿Se están preparando para el futuro que se abre paso o para un pasado que ya no existe?

Por José R. Fortuño Candelas

Durante muchos años hemos seguido métodos tradicionales de enseñanza que pueden ser llamados “aprendizaje centrado en el profesor”.

Los métodos tradicionales ponen al docente en el papel principal como la principal fuente de conocimiento. Todo el proceso comienza con un maestro dando lecciones, señalando áreas importantes, verificando con un cuestionario que prueba cuánto ha captado cada estudiante y termina evaluando a cada uno de ellos individualmente.
Aquí, todas las partes activas son desempeñadas por el tutor y los alumnos pasan a segundo plano.
Sin embargo, el enfoque está cambiando gradualmente, del docente al estudiante. Un concepto, “aprendizaje centrado en el estudiante”, está cambiando todo eso.

Leer más

Comparte este artículo: