Navegar / buscar

Solamente 56 estudiantes este verano

Por José Ramón Fortuño Candelas
NILVEM

Solamente 56 estudiantes este verano tomarán nuestro curso intensivo de Lectura Veloz, Método de Estudio y Memoria.

Esto es así porque la capacidad de nuestros grupos es muy limitada.

Pero, ¿qué van a hacer esos 56 jóvenes este verano?

  • aprenderán una nueva forma de leer, con más comprensión y velocidad,
  • desarrollarán una forma de estudiar efectiva,
  • conocerán qué hace que recuerden o que olviden lo estudiado, y cómo controlarlo,
  • dejarán atrás la inseguridad y el perder tiempo tratando de organizarse,
  • se llenarán de nuevas energías para el año escolar,
  • cambiarán para mejorar su actitud hacia la lectura y el estudio,
  • se convertirán en los estudiantes más independientes de su grupo,
  • le perderán el miedo a la mucha lectura y a las asignaciones,

Y ¿cómo van a hacer todo eso?

  • con la Lectura Veloz, una forma de leer que permite hacerlo en, por lo menos, tres veces menos tiempo, pero con mejor comprensión y retención de lo leído
  • con nuestro Método de Estudio, una forma sistemática de preparar, organizar y analizar el material de estudio para su completo dominio y posterior repaso.
  • con las técnicas de Memoria, las más avanzadas para asegurar la retención a corto y largo plazo de todo tipo de dato e información estudiada.

Leer más

Comparte este artículo:

El mejor regalo, lectura eficiente

El verano puede ser un excelente tiempo para mejorar la lectura.
El verano puede ser un excelente tiempo para mejorar la lectura.

Por José Ramón Fortuño Candelas

El verano es un tiempo estupendo. Nos permite brindarle a los niños y jóvenes oportunidades de diversión, viajes y de compartir con la familia. Es además, un tiempo excelente para ofrecerles oportunidades educativas únicas, no convencionales, pero que pueden ser sumamente significativas para su futuro.

Estas experiencias las vemos como un regalo y también como una inversión. Las mismas pueden tratarse de viajes educativos, cursos de arte o manualidades, programas de inmersión en idiomas o visitas a museos y lugares históricos. En el mismo hogar pueden organizarse actividades enfocadas en la educación para llenar los largos días del verano.

En nuestro caso, proponemos brindar a los hijos el mejor regalo: una nueva y mejorada capacidad para estudiar a través de una lectura más eficiente, un método comprobado de estudio que eleva la comprensión y el dominio de su memoria.

La lectura es, y seguirá siendo, el medio más importante para la adquisición y actualización de conocimientos. El volumen de lecturas que ha de manejar un joven en sus años de estudio aumentará año tras año. Alcanzará un nivel tal que un estudiante con los métodos tradicionales de lectura lenta y baja comprensión difícilmente podrá procesar adecuadamente.

Muchos estudiantes ven limitadas sus aspiraciones de estudios y, luego, sus metas profesionales, por el bajo dominio de la lectura. Desde los que no completan la escuela, hasta los que transan por carreras más cortas de las que su capacidad intelectual justificaría, la razón subyacente de estas decisiones autolimitantes suele ser la misma: el bajo dominio de la lectura, la falta de destrezas de estudio adecuadas.

Un estudiante que domina la lectura y posee un método de estudio correcto no verá límites donde otros titubean y retroceden. Todas las puertas del mundo académico se abren ante un estudiante que domina el arte y la ciencia del aprendizaje acelerado. ¿Podría alguien regatearle ese regalo?

Pero el regalo de una lectura eficiente tiene otros ángulos aún más significativos para la vida de un niño o joven. Veamos.

La actitud hacia cualquier cosa en la vida es tan fundamental o más que la destreza o el conocimiento. Una actitud negativa hacia la lectura es un impedimento mayor para el progreso individual que muchos impedimentos físicos o mentales.

Saber leer, pero no querer hacerlo, es peor que no saber leer. El peor analfabeta es el que sabe leer pero no lee porque no quiere.

Ahora bien, ¿por qué no quieren leer los jóvenes y niños? Aparte de otras causas discutibles, relacionadas con la experiencia escolar, sobre todo, hay una causa de la animadversión hacia la lectura que está clara: la lectura ineficiente, lenta y con baja comprensión.

No se puede esperar que alguien que lee lento, se distrae, pierde el hilo, no logra recordar todo, encima le pueda gustar la lectura. Es natural que la rechace y prefiera cualquier otra actividad.

Solamente cuando se domina plenamente la destreza de la lectura, la misma se convierte en una actividad deseable y placentera. Entonces, la actitud se transforma, se convierte en positiva y el estudiante lee sin poner obstáculos.

Capacitar al niño y al joven con una forma de leer eficiente cambiará positivamente su actitud hacia la lectura y esto se reflejará inmediatamente en toda su actitud hacia sus estudios. Un regalo excelente ¿no cree usted?

Pero aún hay más, pues el regalo de una lectura eficiente, rápida y comprensiva será más grande aún cuando, gracias a ese cambio de actitud y esa destreza mejorada, el niño o joven habra su mente a la infinita cantidad de conocimientos que le esperan en los libros y los medios electrónicos.

Este regalo lo aquilatará realmente cuando habra su espíritu al enorme disfrute que hay en el vasto mundo de la literatura. Cuando vea un libro y, en vez de echarlo a un lado porque es muy largo y aburrido, lo tome en sus manos y emprenda el viaje al cual nos invita cada autor.

Este verano, haga que sea verdaderamente significativo en el desarrollo educativo de sus hijos. Bríndeles el mejor regalo, el regalo de una lectura eficiente, rápida y comprensiva y ábrale las puertas del éxito académico ahora, de los triunfos profesionales después, y del goce de la lectura enriquecedora toda la vida.

– – – – – – – –

NILVEM, Nuevo Instituto de Lectura Veloz, Método de Estudio y Memoria, es una institución educativa establecida hace 47 años en Puerto Rico, la cual ofrece cursos diseñados para mejorar las destrezas de aprendizaje mediante la enseñanza de técnicas para mejorar la lectura, la memoria y métodos de estudio.

Para más información sobre el Programa Intensivo de Verano llame al 787 347-4415.

Comparte este artículo: