Navegar / buscar

En el Nuevo Año: ¡Entrena tu mente!

El Nuevo Año siempre es una buena oportunidad para evaluarnos y proponernos nuevas metas de desarrollo personal.

La broma acostumbrada con respecto a cómo abandonamos muy pronto las resoluciones de Año Nuevo no debe ser razón para no esforzarnos por tomar decisiones para el año.  Una buena regla para el éxito puede ser plantearnos resoluciones basadas en lo que realmente queremos, más que en lo que «todo el mundo quiere».

Todo el mundo quiere bajar de peso, hacer ejercicios, etc. Se lo proponen en el nuevo Año y, casi siempre, abandonan la resolución antes que acabe enero.  En parte, se debe a que la resolución estuvo más de acuerdo con lo que «todo el mundo quiere», que con una evaluación de qué es lo que cada uno de nosotros quiere.

Y cuando decimos «lo que cada uno de nosotros quiere», queremos decir lo que queremos con fuerza, con intensidad.  Lo que deseamos y nos haría muy felices de conseguirlo.

Cuando hacemos una de esas resoluciones que «todo el mundo quiere», y luego fallamos, también es fácil achacarlo a nuestra pobre fuerza de voluntad.  Pero es que la voluntad no tiene por qué ser fuerte, si lo que nos hemos propuesto no lo hemos hecho con un deseo intenso.

Por otro lado, casi siempre vemos la resolución como un todo, como algo bien grande.  Al verlo así, es fácil abandonarla, porque parece una carga muy grande… y lo es.  Sería mucho mejor si, al hacer la resolución, la «partiéramos» en muchas metas pequeñas, a ser alcanzadas mes a mes. Y esto ponerlo en un plan bien específico. Por ejemplo, no es lo mismo decir «quiero bajar 48 libras este año» que «voy a bajar 4 libras cada mes, y lo voy a hacer de tal manera».

Así, pues, evaluemos qué es lo que verdadera, intensa y decididamente queremos para este año.  Hagamos un plan mes a mes para conseguirlo y vayamos cumpliendo el mismo.  De esa manera, incluso cuando un mes no logremos lo propuesto, no lo veremos como «el fin de nuestras resoluciones», sino como un pequeño fallo que podemos corregir el mes siguiente.

– – – – – – – – – – – – – – – – – –

Una de las metas o propósitos que, tal vez te has propuesto antes, es tu propio mejoramiento personal.  Una de las áreas importantes de ese mejoramiento es el optimizar tu capacidad de aprendizaje y de manejar información.  Esto es, claramente, vital para tu éxito tanto en los estudios como en la vida profesional.

El curso Lectura Veloz, Método de Estudio y Memoria es un recurso de gran valor para lograr estas metas de mejoramiento.  A través del mismo, aprendes y dominas las técnicas que te permiten manejar las grandes cantidades de información que se te presentan continuamente, en forma eficiente y segura.  Al final, leerás más rápido, comprenderás mejor y recordarás todo con gran efectividad.

En enero comenzamos cursos en varios formatos, uno de los cuales puede ser el indicado para ti.

El 20 de enero comenzamos un curso sabatino, que se reunirá durante ocho semanas, de 9:00 a.m. a 1:00 p.m.  Los detalles los encuentras aquí.

El 21 de enero comenzamos un curso nocturno, que se reunirá también por ocho semanas, los martes y jueves de 7:00 a 9:00 p.m.  Los detalles, aquí.

También ofrecemos cursos individuales, los cuales puedes comenzar en cualquier momento y el horario de asistencia se ajusta con cada persona.  Encuentra los detalles aquí.

Estamos, además, a tu disposición si utilizas la forma de contacto en esta página, nos escribes a nilvem@gmail.com o nos llamas al 787 347-4415.

Comparte este artículo: